Salimos de nuestra cabañita en la turbera y le metemos carretera y manta hasta que nos sangran los pies. Hoy es dia de ruta.

El 4×4 no tiene demasiadas opciones “musicalísticas” por lo que sólo acepta cd, cd o cd, ya que la radio en estos parajes no pita y cuando pita, pita chunga.

Afortunadamente, hace unos días, en una tienducha de mala muerte tipo ONG de unas enfermeras (mu raro, no me preguntéis), nos agenciamos unos “longplay” de Chopin y otro de “Romantic Road Exits”… A cual más idiosincrásico 🙁

De momento gana Chopin. ¡Vivan los clásicos!

Pues eso, desierto volcánico durante horas. Lo cierto es que si os gustan los espacios abiertos y variedades geológicas, aquí lo podéis disfrutar. Las combinaciones llegan a ser espectaculares.

Para aderezar el recorrido nos acompañaban grupos de Ánsares en su pre-migración a el sur.

A destacar un par de ríos que nos hemos visto obligados a cruzar en los que se nos ha puesto el culín que no nos entraba un destornillador de estrella 😛

Ah! Hemos visto nuestro primer Reno y nos hemos hecho amigos de un perro del cual somos incapaces de pronunciar su nombre. Tal vez mañana…

 

DSC_4599

 

DSC_4496

 

DSC_4351

 

DSC_4302

 

DSC_4502

 

DSC_4344

 

DSC_4609