Parece que la cosa mejora… hoy ha salido el solete para regar a un encantador grupo de focas con un Arco iris de rechupete.

La gente aquí hace cosas muy curiosas. En Súdavik nos hemos visto obligados a parar por encontrarnos, por un lado, una botella gigante a modo de papelera de reciclaje de envases y por otro, una cabina de teléfono antigua reciclada a librería gratuita. Para postre, un par de balas de paja decoradas a modo de labriegos 🙂

A punto de dejar los Westfjords y internarnos en el gran norte, pasaremos la noche en Broddanes. Todo un lujo de Youth Hostel.

DSC_1824

DSC_1693

DSC_1763

DSC_1435

DSC_1419

DSC_1432

DSC_1438

DSC_1848

DSC_1539